Category: Vídeos


HaLmoNEUW juega a los aviones ^^

Hm, os dejo el canal de un amigo que ha empezado a hacer clips de videojuegos. Es muy goloso, le gusta el chocolate y vive en medio de la nada… pero ojo que tiene novia y este puente se ha ido a Galicia. Por si os fuera de interés también tiene un par de perros, una galga entre otros (que no una nalga), y este fin de semana estaba constipado. Así, con todo esto,  os presento… tatatchán…

 

http://www.youtube.com/HaLmoNEUW

 

Un saludín Pedro, Javi 😀

Anuncios

The Devil wears Prada

Ayer vi una película: “El diablo viste de Prada”. La gran mayoría de la gente que ha visto esa película habla del papelazo que desempeña Meryl Steep, pero a mi sin duda lo que me acojonó fue el desenlace que envolvió a Anne Hathaway, la dúctil Andy.

Me resulta familiar como la joven Andy es seducida, poco a poco, por ese sobrecogedor mundo que es la moda. Y no es que me resulte familiar por la moda en sí, ya que esta me queda lejana, sino por el hecho de ser atraída y, lentamente, atrapada en algo que la aliena completamente, que la roba toda su humanidad, su persona. Deja de ser Andy Sachs para ser una chica más en la larga lista de chicas que sucumbieron al atractivo de algo ajeno a ellas.

Sin embargo, como decía al principio, lo que me sobresaltó de la película fue el hecho de que la joven Andy, completamente sumergida en un mundo que la había atado con cadenas, llegó un punto en el cuál tomó la decisión de desligarse de este, la decisión de romper con aquello que no la hacía feliz. Para mi es especialmente sugestivo este punto que plantea la película: siempre existe la posibilidad de elegir ser felices, pero la pregunta es, ¿Queremos? y ¿Somos capaces?

En la película se ven dos personajes distintos. Por una parte está Andrea, que se sumerge en el mundo de la moda, en la revista Runaway,  con el fin de poder usar ese trabajo como trampolín hacia un buen puesto de periodista, y por otra está Miranda, una mujer sumida completamente en esa cuarta dimensión que suponían las altas esferas de las empresas de moda. Así, ya cerca del desenlace de la película, en París, si comparamos a Andrea y a Miranda, vemos a dos personas similares en tanto en cuanto viven la misma realidad: una realidad plenamente laboral que ha destrozado completamente cualquier otro plano de su vida. En el caso de Miranda, sufría algo así como su 6º divorcio. Sin embargo, también podemos contemplar a dos personas radicalmente distintas en el sentido de que la segunda, Miranda, aun a pesar de su profunda infelicidad dentro de su gran pompa modista, no es capaz de enfrentarse a ello… y permanece allí, en su dolor. Ese mundo la ha embelesado demasiado con sus falsas promesas. Andy, sin embargo, es capaz de romper con todo y bajarse del tren.

Así, como conclusión planteo lo siguiente: ¿Cuántas veces nos traicionamos a nosotros mismos en las decisiones que tomamos, influidos por tantas cosas que nos atan y tan poco nos ayudan a alcanzar ello que más anhela nuestro corazón? ¿Cuántas cosas hacemos, aun ya teniendo experiencia de ellas, que tan poco nos acercan a a ideal que perseguimos? Yo, entonces, pienso en aquella cita: “Y Pedro, saliendo fuera, lloró amargamente.” Lucas 22:62

Truly truthful..

No quiero ver 2 chicas por la calle y pensar cuál de las dos podría ser la mía. No quiero tener que decidirme por una u otra a la hora de tener que saludar a una chica. I just wish I could simply fall head over heels for one, and be corresponded.

Do we spend too much time looking for “the one” or has it always been in front of us? Is it fair to keep looking or would it be more just to wait for destiny to show its selve?

Ante una pregunta así, ¿cómo habríamos… deberíamos de reaccionar? A mi sólo se me ocurre una postura congruente y, joder, no incluye seguir buscando, pero, ¿qué ocurre con el corazón? La exigencia sigue siendo la misma. El corazón jamás deja de desear, jamás se sacia… y si es asi, ¿por qué creemos que una mujer lo saciará? ¿Acaso son tan sobrenaturales las mujeres que son capaces de saciar todo deseo eterno de felicidad de un hombre?

Ea, again, before such a question, there are only two possible answers. They may appease our heart, or they may not, but in case not, what then? What’s the answer to all our doubts, to all our fears, to all our wishes?

“But I still haven’t found what I’m looking for…”. Así culmina U2 su canción. Un llanto al drama de la vida, pero no con pena ni derrota, sino con ansias y deseo de encontrarlo todo, de cumplir. Es enorme el deseo natural e intrínseco del hombre de desearlo todo y desearlo en el instante, como cantaba Freddy Mercury. Lo deseamos todo, y lo deseamos ahora. Deseamos el infinito. No nos basta una mujer para la noche, y ni siquiera para la vida entera. Tampoco nos basta la inmensidad del mundo. Y, ¿cómo algo tan pequeño como nuestro corazón puede desear algo tan grande como el infinito? How is it possible?

And not just that question. Here, now, face to face with our live is where we must check if what we have is enough for us, if out heart’s whish is accomplished. If it isn’t, whats going wrong? Have I seen anyone that lives accomplished? truly acomplished? why? how? This is the job of our lifes. It requires not just work but candor and attachment, attachment to our heart’s wish.

Now, go look for happiness. Stop fooling around and pay attention to yourself. Be truthful, be honest, not just to people, but to yourself.

“I wish the ring hadn’t come to me, I wish non of this had happened.” – Frodo

“So do all who live to see such times… But that is not for them to decide. All you have to do is to decide what to do with the time that is given to you.” – Gandalf