Me desvivía por ella… y ella fríamente me miraba desde la distancia, dejándome arder en las llamas del invierno que dejaba su rastro.

J. G. Manzano

Anuncios