A día de hoy practicamente todos los jóvenes son amantes de la música. Todos los adolescentes son apasionados de los ruidos y, obviamente, a cada uno le gusta un sonido distinto.

Antes de dejaros la lista que elaboré el otro día con algunos de mis álbumes favoritos de música, me gustaría plantear la siguiente cuestión: ¿Existe un oido musical mejor que otro? ¿Se puede aprender a escuchar música? ¿El oido se puede educar? ¿y la mente?

Con ello quiero decir lo siguiente. Es muy común, en este mundo contemporáneo, que las calles se inunden de sonidos eléctricos y ratoneros, con música “bacalaó” y Tecno, o House, o como quieran llamarlo. De la misma manera, es realmente dificil encontrar a jóvenes que conozcan artistas que lleven tocando más de 5 años. Así, frente a esta división de sonidos, unos dicen pestes de los otros, y viceversa (en ocasiones me incluyo…), pero ¿realmente hay una música mejor que otra?

En mi más sincera opinión, considero que sí. No por un tema de sonidos, que es cierto que hay ciertos sonidos que no me gustan, sino por un tema humano. A mi la música me gusta por dos razones. La primera porque es una compañía en distintos momentos, de la misma manera que es un gusto escuchar algo que nos gusta y conmueve, y la segunda es por que me conmueve la manera en que el artista expresa sus sentimientos a traves de sonidos, para algunos de gusto y para otros no. Una canción expresa un hecho concreto, o un conjunto de hechos, que le ha sucedido al artista en cuestion. De la misma manera que la poesía, la pintura, etc. etc.

Así, yo disfruto verdaderamente de un album cuando, en primer lugar me gustan las melodías y, en segundo lugar, cuando entiendo aquello que el autor quiere expresar. Es una especie de catarsis musical… De la misma manera que cuando leemos un libro que nos gusta y realmente entendemos lo que el autor quiere expresar con sus palabras.

¿Pero que ocurre con aquella música que carece de significado y que sólo consta de sonido… para unos de gusto y para otros no?… Hay lo dejo, junto con la lista de 25 albumes que me maravillan 🙂

1. The Healing Game – Van Morrison
2. American Recordings IV – Johnny Cash
3. Snowgoose – Camel
4. Pendulum – Creedence Clearwater Revival
5. Deja vu All Over Again – John Fogerty
6. Os Amores Libres – Carlos Nuñez
7. Time Out – Dave Brubeck
8. Private Investigations – Dire Straits & M. Knopfler
9. Hell Freezes Over – The Eagles
10. Stars & Stripes For Ever – Nitty Gritty Dirt Band
11. Texedores de Suaños – Tejedor
12. Far – Regina Spektor
13. Ritchie Blackmore’s Rainbow – Rainbow
14. Animals – Pink Floyd
15. Harvest – Neil Young
16. El Diablo Cojuelo – La Musgaña
17. Tubular Bells – Mike Oldfield
18. Milestones – Miles Davis
19. Pasodobles – Antonio Molina
20. This is it – The Strokes
21. Script For a Jester’s Tea – Marillion
22. En la fusa con Maria Creuza e Toquinho – Vinicious de Moraes
23. The Stranger – Billy Joel
24. Feast of Wire – Calexico
25. Tea for The Tillerman – Cat Stevens

Anuncios