Cielo azul del cosmos infinito,
hacedor de grandes esperanzas superior a toda febril humanidad.
Lúgubre luz, avanzada la noche.

Corazón, inocente a tierna infancia,
te anhela a temprana edad.
Y al ocaso llegar, efímera finitud compende.

Y pues, si la vida toca fin,
marina deseo mi muerte,
y el infinito alcanzar
antes de ser inerte.

J. G. Manzano

Anuncios